Nacho Fabiani

Dia a dia, explicaciones, pensamientos, vivencias, dudas… de un hombre que tuvo la suerte de hacerse fisioterapeuta

La importancia del comportamiento de los síntomas.

1 comentario

Hoy en día la Fisioterapia o muchos de los métodos, conceptos, ®´s o ©´basan su razonamiento en la modificación de síntomas y en base a estos poder establecer un diagnóstico o clasificación, tratamiento, pronóstico, derivación o ver si es susceptible de ser tratado el paciente por medio de la Fisioterapia.

black-and-white-black-and-white-black-and-white-262488

“Make the features fit”

Por tanto es fundamental preguntar por los síntomas del paciente, su comportamiento y presentación para saber si estos pueden ser susceptibles de tratados o no por Fisioterapia, una vez decidido esto y según las respuestas, podremos plantear que acciones llevaremos a cabo en o con el paciente, activas o pasivas, ya que podremos más o menos saber que provocarán, disminuirán, modificarán o eliminarán estos síntomas y así ir orientando el tratamiento.

Hace unos días tuve en consulta un caso que expuse de la siguiente forma en Twitter:

“Paciente postquirúrgico, tobillo 7 semanas, con tratamiento anticoagulante y buena evolución en Fisioterapia, llega con dolor en zona de gemelo, según él muscular, que apareció el Sábado por la noche y no le dejó hacer ejercicios el Domingo.

Lo relaciona con haber hecho mucho los ejercicios mandados, sobretodo el de gemelos con banda elástica. En clínica, buen aspecto de pierna pie y cicatriz, recién quitado el “walker” pierna caliente que llega a coger temperatura normal conforme pasa el tiempo. No fiebre.

Hábitos tóxicos, alcohol, bebió bastante el fin de semana. El síntoma disminuye al elevar pierna. La movilidad en FD y FP en extensión o flexión de rodilla, tanto pasiva como activa, de tobillo ni aumenta ni disminuye el síntoma, aparecen molestias locales conocidas.

Si metemos carga neural en Slump aumenta, dif Cervical lo disminuye. Al sentarse en la camilla con la pierna colgando, aparece dolor en 1´. En bipedestación, dolor normal en carga, pero conforme pasa tiempo,1´ aparece dolor en gemelo.”

Mi opción fue derivar. Tenía dos sospechas:

  1. Aumento de la mecanosensibilidad por intoxicación alcohólica. El test de tensión neural con Slump provocaba el síntoma referido por la paciente y la diferenciación cervical implicaba al SN como posible agente causal. Lo de la intoxicación alcohólica es porque esta mecanosensibilidad no estaba presente en la semana anterior, pero sería la primera vez que se me presentaba algo así.
  2. Posible trombosis. Pero según mis conocimientos me faltaban el calor, aunque en parte estuvo presente al retirar el “Walker”, la inflamación y enrojecimiento, y además estaba anticoagulada ¿Pero son necesarios los 3? no estaba seguro.

Lo que me hizo decantarme por la 2 fue:

  1. La aparición “súbita” del dolor al sentarse en la camilla, ya que en esa posición no hay tensión neural (que era una de las hipótesis), al igual que al ponerse de pie. Por tanto esto no hacía que las piezas encajaran. “Make the features fit”
  2. Ante las dos posibles opciones, lo ideal y dada la posible gravedad de una de ellas, lo ideal sería falsar la de la trombosis, para lo que nos hace falta atención médica. Si no es, perfecto podemos continuar. Si es, Perfecto lo hemos abordado adecuadamente y a tiempo.

Todo fue explicado al paciente, con tranquilidad pero para que comprendiera porqué se le derivaba.

Este caso me hace ver y por ello lo comparto con vosotros, que no es necesario que tengamos todos los síntomas (en este caso suele ser dolor, enrojecimiento, hinchazón en gemelo de forma unilateral…) o banderas rojas necesarias para derivar, ni siquiera tenemos que controlar las presentaciones clínicas de cualquier presentación médica. Simplemente tenemos que ver si encaja con el proceso y evolución o desencaja completamente, y en este caso esa aparición “repentina” y que se expresa al estar sentada, después de dos meses de inmovilización sin ocurrir, es suficiente para derivar. En este caso además hubo cirugía, pero una trombosis puede darse en cualquier persona y lugar. Sabemos que la inmovilización, reposo prolongado y cirugía aumentan la posibilidad y, en este caso la toma de anticoagulante la disminuye, pero SIEMPRE puede darse, por tanto debemos estar atentos a las presentaciones y comportamientos sintomáticos que nos pertenecen, para saber las que NO nos pertenecen.

El resultado creo que es lo de menos, pero si, trombosis venosa profunda.

Nos vemos,

Anuncios

Un pensamiento en “La importancia del comportamiento de los síntomas.

  1. Gracias por compartir. Nadie escarmienta en cabeza ajena, pero sin duda experiencias de este tipo nos ayudan a mantenernos alerta.

    Por cierto, el otro día hice un pequeño artículo para wikipedia sobre el sistema de banderas, que lo echaba en falta. https://es.wikipedia.org/wiki/Sistema_de_banderas_(fisioterapia)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s