Nacho Fabiani

Dia a dia, explicaciones, pensamientos, vivencias, dudas… de un hombre que tuvo la suerte de hacerse fisioterapeuta

Eliminar el dolor = ¿Curación mágica?

Deja un comentario

Este parece ser una ecuación simple que está presente en la cabeza de muchos, pacientes y profesionales. Pero siento deciros que es errónea.

Todos hemos oído hablar de ese paciente que fue a X y le curó en un día, es más hace poco hubo un debate en Facebook sobre esto, y tras un par de experiencias con pacientes me he animado a comentar tras una inspiración nocturna (es como una polución, pero cerebral XD)

Sabemos ya que dolor no siempre es igual a daño ni a cantidad de daño, (si no es así pueden leer aquí, aquíaquí o aquí.) pero no deja de ser cierto que en un procesamiento, llamémoslo normal, cuando hay algún daño en los tejidos  suele aparecer el dolor como mecanismo de defensa.

Últimamente he tenido dos casos de “Magia” especialmente reseñables (Magia=Eliminación completa de dolor y restauración de la funcionalidad en una sesión) y esto puede ser bueno ya que es llamativo y puede atraerte pacientes, pero como todo tiene un punto nocébico.

En el primer caso, tras esa resolución “mágica” (vino con muletas sin “poder” apoyar y se fue andando con las muletas bajo el brazo) el paciente vino una segunda vez por una dolencia distinta, y al decirle que su resolución sería más lenta, diría que incluso se molestó por no poder darle una resolución rápida, “mágica”, a su problema.

Tras esto, le reexpliqué (quizás la primera vez no lo hice del todo bien) lo siguiente:

Los Fisioterapeutas en algunos casos puede que resolvamos o eliminemos el patrón doloroso en una sesión, bajando a cero el estado de alarma del cerebro del paciente, pero que hayamos solucionado este patrón doloroso no implica que el proceso de regeneración del tejido, si está dañado, se haya acelerado, “curado”, de la misma forma.

El hecho de que dolor no sea igual a daño, se puede dar en ambos sentidos, y puede que el organismo necesite aún tiempo para restaurar el daño sufrido (no podemos acelerar la biología aún) cuando los Fisioterapeutas reducimos o eliminamos el dolor, no solucionamos el problema, pero si ponemos al organismo, bueno al sistema de movimiento, en disposición de poder moverse de forma normal, optimizando, que no acelerando, la recuperación. Por ejemplo:

  1. En un dolor de tobillo en el que provoca una marcha antiálgica.
  2. Un hombro que no puede realizar una RI completa de hombro en un correcto mano-espalda.

¿Y el segundo caso? en el segundo caso tomé más tiempo para explicar esto.

No olvidemos que la magia, como la Fisioterapia, tiene y se caracteriza por su juego de manos. Pero el verdadero secreto está en el uso del cerebro del mago para conseguir de forma simple grandes efectos.

Nos vemos,

P.D: A los que me seguís en twitter, anoche sonaba mejor en mi cabeza y me gustaba más, la próxima apunto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s