Nacho Fabiani

Dia a dia, explicaciones, pensamientos, vivencias, dudas… de un hombre que tuvo la suerte de hacerse fisioterapeuta

Hoy tomamos café con… Luís Torija

1 comentario

coffee time

Nacho: Buenas Luis,

Luís: Muy buenas Nacho… gracias por invitarme a este café

N: En primer lugar me gustaría que te describieras brevemente.

L: Principalmente curioso, a veces casi diría que soy lo que se llama un culo inquieto. Muchas ideas en la cabeza y buscando el tiempo para desarrollarlas… aunque últimamente Elisa, mi hija, se encarga de “centrarme” en el aquí y en el ahora.

N: ¿Por qué decidiste estudiar Fisioterapia?

L: Ya no lo tengo muy claro, han pasado casi dos décadas desde que tomé esa decisión, así que si alguna vez lo supe lo estoy ya olvidando. Sabía que quería un trabajo en el que de alguna manera pudiese ayudar a otras personas. Imagino que el hecho de que una de mis hermanas fuese fisioterapeuta me ayudó a decidirme por la fisioterapia y no por otra carrera. Digamos que no era LA vocación ni un amor a primera vista, más bien ha sido un cariño que ha surgido con el roce.

N: ¿Tienes otros estudios?

L: Hace unos 7 años hice un Máster en Formación Experiencial… y a raíz de eso me fui dirigiendo hacia un nuevo campo, el trabajo en recursos humanos, habilidades de gestión, de trabajo en equipo, comunicativas… y tirando de ese ovillo empecé la carrera de Psicología hace tres años. Y aquí sigo.

N: Estos estudios, aportan algo a tu práctica clínica diaria?

L: Mucho. La verdad que mi primer contacto con la Formación Experiencial fue en un curso que se llamaba “El sanitario bajo asedio: estrategias ante el paciente difícil”. En ese curso me di cuenta de que no había pacientes difíciles, sino relaciones terapeuta paciente mal gestionadas. Y que los profesionales que tenemos que saber gestionarlas somos nosotros. Digamos que a partir de ese momento me di cuenta de como la parte psico-social influye en la parte bio. Si nos dedicamos solo al bio hacemos un trabajo incompleto. Creo que en general toda esa formación no es que me haga mejor fisioterapeuta, es que me hace mejor profesional.

N: Estuviste unos años en Italia, que es aprovechable de la Fisioterapia allí y que es desechable.

L: ¿Aprovechable? Poco. Quizás lo único aprovechable, o envidiable, sea el mercado laboral, que todavía no está masificado y permite a los fisioterapeutas no tener que aceptar ofertas laborales irrisorias. Desechable el resto, la mentalidad, en la que todavía falta una masa crítica que haga al fisioterapeuta realmente independiente de otras profesiones sanitarias. O la formación universitaria, anclada en el pasado. Pero ojo, a nivel individual existen profesionales fuera de serie. Quizás porque en la mentalidad italiana ha tenido siempre más espacio eso de ir al extranjero para ver que hacen los otros…

N: Respecto a “la mentalidad” italiana ¿Crees que a los españoles nos cuesta salir fuera?

L: De media sí… allí es más normal que cuando se acaba la carrera la gente se vaya a Inglaterra, o a América están seis meses, un año… y luego vuelven, igual no han trabajado de lo suyo, pero han visto las cosas de otro modo. El español es menos de salir de casa

N: ¿Ese freno lo pone la mentalidad o la falta de idioma?

L: El idioma lo saben igual de mal que nosotros. Creo que es una cuestión de mentalidad… por poner una metáfora, “allí son todos gallegos” tienen más el concepto de “emigrar”. Da igual donde tu vayas ya habrá llegado un italiano y abierto un restaurante y por absurdo que sea, eso les crea unas posibilidades en el extranjero maravillosas. Trabajan en cualquier pizzeria, un café, una heladería… y a la vez ven mundo… tuve un paciente que había recorrido USA así. Otros que habían ido a Australia un año. Allí es más normal, no quiere decir que lo hagan todos…

N: Aparte de la FT ¿Qué otras aficiones tienes? ¿Aportan algo a tu práctica clínica?

L: Leer, aunque ultimamente ando con poco tiempo para hacerlo. Ver cine. Viajar. Comer. Cocinar…. No sé, a parte de darme temas de conversación con los pacientes no creo que aporten nada… aunque de vez en cuando comparta recetas con los pacientes… 😉

N: Hay algo que no sepas hacer o te gustaría hacer mejor (cantar, pintar, hablar, bailar…)

L: Un montón de cosas que no se hacer. Cantar, bailar, todo lo que tenga que ver con el ritmo no conjuga conmigo como sujeto. Como me dijo una vez una compañera de trabajo mi problema no es que baile mal, es que yo bailo a un ritmo y la música va a otro. Y de cantar ni hablamos, soy capaz de hacer el singstar sin acertar una nota….

N: En que ámbitos de la fisioterapia has trabajado desde que empezaste? ¿Cuál es el más te gustó?

L: Varios campos diferentes, empecé en el deporte profesional, y tengo que reconocer que no es la parte que más me gusta. De hecho me escapé a Italia para cambiar de trabajo. Luego en Italia principalmente trauma y reuma. La estructura en la que trabajaba allí era parecida a los viejos ambulatorios en España, una fisioterapia asistencial sobre todo en el ámbito de los dolores crónicos. Volviendo a España pasé por la Primaria y actualmente me compagino entre la docencia universitaria y una clínica privada.

¿Lo que más me gustó? Probablemente la primaria. Pero no la primaria tal y como se está haciendo ahora, en la que el noventa por ciento del trabajo es asistencial. No, yo creo, y cada vez más, que es necesario recuperar el espíritu de Atención Primaria, Alma Ata y todo eso. PREVENIR. PREVENIR. PREVENIR. Sabemos que es el campo donde se pueden conseguir mejores resultados con menor gasto pero sigue siendo un terreno baldío. Creo que por desgracia, por falta de interés, y a veces por culpa de los propios profesionales, la fisioterapia sigue moviendose en el campo de la atención secundaria y terciaria…. Bueno, que me enrollo…

N: Te has arriesgado a trabajar en el ámbito privado ¿decisión propia o no queda más remedio?

L: Un poco de ambas. Y alguna cosa más. No es que no quede más remedio. Es que llegado un determinado momento quieres ser responsable de tus propias decisiones y no ser solo un peón en el juego. Aunque entiendo que a veces resulta muy cómodo que nos den todo hecho. El ámbito privado acaba por ser un doble trabajo… pero da satisfacciones.

N: ¿Mejor trabajar sólo o acompañado?

L: Acompañado. Sin lugar a dudas. El trabajo en equipo es siempre más enriquecedor que el trabajo solitario. Lo que más echaba de menos en la Primaria era poder tener un compañero con el que contrastarme.

N: Se ve que te tira la comunicación… Los fisioterapeutas españoles, ¿nos comunicamos adecuadamente con nuestros pacientes? Dónde puede estar el error?

L: ¿Me pido otro café? ¿Cuánto tiempo tengo para contestar? No, en serio. El problema de base no es de la fisioterapia. El problema es que los españoles, de media, comunicamos mal. Tenemos un sistema educativo que no favorece la expresión oral, que no nos enseña a crear discursos, que no nos enseña a escuchar para comprender ni a hablar para convencer. A partir de ahí el problema crece. Las universidades no forman en comunicación porque es como si eso ya lo trae la persona de serie y no se puede entrenar. Y no es eso, todo es entrenable, memorable. Trabajamos de cara al público. Y al público hay que saber decirle las cosas. Hay profesionales que comunican muy bien y otros que no comunican para nada bien. Y pensamos que eso se aprende solo con experiencia. Todos los que trabajan de cara al público deberían saber comunicar. Ese fallo en la comunicación además es una puerta abierta para intrusos. Gente que sabe “vender” aunque lo que venda no valga para nada.

N: ¿Algún secreto inconfesable en tu formación postgrado?

L: Muchos, infinitos. El último, un curso de Kinesiología “para fisioterapeutas”. Como te dije al principio soy curioso. Y quería entender lo que había detrás…. Y si me lo vas a repreguntar me remito a la respuesta anterior… hay gente que sabe vender humo

N: Una técnica de FT

L: ¿Por qué? Paso. Mejor una fisioterapia sin técnicas. Sin conceptos. Es como si en medicina tuviesen que escoger entre operar o dar medicinas. No, si me hace falta te opero y te doy medicinas. Poner una técnica de fisioterapia es poner en el centro a la técnica y no a la persona

N: ¿Alguna vez has querido bajarte del Barco de la FT? Razone su respuesta.

L: Sí, de hecho en el fondo es lo que estoy haciendo. Bajarme, pero con la intención de volver a subir. Esto no es como una relación monógama que es para siempre o no es. No me he casado con la fisioterapia para toda la vida. Quiero ser más cosas. Conocer más cosas. Y probablemente eso me haga cada día un poco mejor fisioterapeuta. O al menos un poco mejor persona. Voy a ser fisioterapeuta toda la vida. Ejerciendo o no ejerciendo.

N: ¿Qué te aporta la FT?

L: Un trabajo. Un entorno que me gusta (de lo contrario ya lo habría cambiado). Ya pasé la fase de que la fisioterapia lo es todo, de que somos la pera limonera y de que sin ti no soy nada. Tengo la suerte de tener un trabajo que me llena y que me gusta. Y por el que me pagan. Tal como está el patio es un buen aporte.

N: ¿Dirías que estás actualizado en tu conocimiento? ¿Cómo lo haces?

L: Cada vez tengo más claro que lo único que tengo actualizado es mi desconocimiento. Tardé mucho en empezar a hacer formaciones. Quería tener experiencia para que me resultasen útiles. Y ahora, a medida que las hago me doy sobre todo cuenta de las lagunas que tengo. E intento colmarlas. Leyendo. Algunos cursos al año. Hablando con otros compañeros…

N: Cuál es el error que cometiste en tu práctica diaria y aún recuerdas

L: ¿EL? Muchos. Recuerdo siempre el del único paciente (toco madera) que se me ha caído. Un señor con hemiplejía, Gaetano. Yo tenía poca experiencia en ese tipo de pacientes. Me descuidé medio segundo. Y plaf. Al suelo. Todavía no se como se cayó. Eso y algunos errores diagnósticos, recuerdo siempre el de Patrizia, un tumor óseo que se me pasó completamente por alto…

N: ¿Qué opinión te merecen los colegios profesionales? ¿Crees que luchan por la profesión o por mantener sus puestos políticos?

L: Los respeto mucho. Creo que principalmente luchan por la profesión, aunque por el camino haya muchos intereses políticos. Yo lo veo así, toda profesión necesita sus investigadores, sus profesionales, sus filósofos… y también sus políticos. Nos faltan fisioterapeutas políticos. Con buena formación en gestión. (Vuelta la burra al trigo) Con ganas de hacer las cosas bien por la fisioterapia. El problema de la política en fisioterapia al final es el mismo que el de la política en otros niveles: acomodamiento, puertas giratorias, interés personal por encima del interés colectivo… De todas maneras si fuésemos la mitad de rápidos a ayudar a los colegios de lo que somos criticándolos, otra música tendríamos

N: Si no fuera Fisioterapeuta…

L: No me lo he pensado nunca… no se lo que sería, pero creo que sería igual de feliz

N: Brevemente, como es una semana en tu día a día.

L: Corta, muy corta…. compaginar clínica, universidad, cuidar a mi niña, estar con mi pareja, estudiar Psicología, preparar cursos, estudiar…. se acaba la semana y no me ha dado tiempo a nada… lo bueno es que no hay dos semanas iguales, así no me aburro…

Respuestas rápidas y muy cortas. Elige o dí lo que te sugiere:

Escucha: música, mar, silencio

Sueño: lo que tengo por las mañanas… soy de despertar lento…. me pregunto todavía como hacía para tratar gente a las siete y media de la mañana

Cerebro: recuerdo un poema de Manuel Rivas, el cerebro no cabe en las manos. Las manos acarician el cerebro. Creo que tiene que ver mucho con nuestro trabajo

Italia: Casa. Nací en España. Pero seguramente esos doce años allí me marcaron para siempre

Café: Italia. Allí eso es un arte. Echo de menos el café, la pizza y los helados.

Jarrón: Me sobra. No sé nunca donde ponerlos. Y pensar que hay gente que los regala????!!!

Enfermedad: Dolor. Disgusto. Lucha. Saca lo mejor y lo peor de nosotros

Político: Una profesión con una crisis de identidad en estos tiempos. Creo que todos deberíamos dedicarnos en algún momento a la politica, en tu escalera, en tu barrio o en tu profesión… probablemente mejoraría la situación…

Baobab: El principito. Uno de mis libros preferidos. Un nombre que me gustaría mantener pero que tendré que cambiar (Spoiler)

Cuerpo: el de mi niña cuando le doy un baño….

Anuncios

Un pensamiento en “Hoy tomamos café con… Luís Torija

  1. Genial ese café entre Luis y Nacho, me ha encantado 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s