Nacho Fabiani

Dia a dia, explicaciones, pensamientos, vivencias, dudas… de un hombre que tuvo la suerte de hacerse fisioterapeuta

Creencias, experiencias y dolor. Relato de un caso.

4 comentarios

“La creencia es un concepto fundamental en Biología. No hay vida sin la posibilidad de creer, es decir, de anticipar el comportamiento de la realidad futura y tener dispuesta una respuesta adaptada a lo que se cree va a suceder.”

Arturo Goicoechea

Érase un joven activo, que sin ser muy destacado en ninguno de ellos, gracias a la oferta deportiva de su colegio practicó y conoció múltiples deportes. Fútbol Sala, baloncesto, balonmano, voleibol, balontiro, natación, waterpolo… a lo largo de los años los conoció y fue perfeccionando su técnica en estos.

Creencia y experiencia

Durante ese tiempo no todo fue de rosas, tuvo varias lesiones en la misma rodilla. La primera, sobre los 12 años, jugando al Fútbol Sala, la cual recuperó adecuadamente, tras varios meses de Fisioterapia y una posterior preparación física general. Sobre los 14 volvió a lesionarse, en el mismo deporte, esta vez de gravedad (2º grado en LCA sin necesidad de operación) esta vez también recuperó, pero inició demasiado pronto la actividad deportiva sin haber llegado al punto necesario. Aquí empezó su periplo, tras esta vinieron otras 6-7 lesiones más 2 de la misma gravedad anterior (en fútbol Sala y voleibol) y las restantes de menor gravedad pero igualmente incapacitantes temporalmente para la actividad deportiva.

Durante este tiempo visto está que no paró de hacer deporte, aunque cometió el error de no recuperar adecuadamente. Pero esas múltiples lesiones le trajeron también otros “problemas” como fue repetir curso en dos ocasiones.

Durante este tiempo creció, maduró se adaptó y una vez decidido que quería estudiar “aparcó” la actividad deportiva grupal para poder llegar a su objetivo, el cual consiguió.

Tras muchos años sin padecer lesión alguna, ni apenas molestias, se volvió a “vestir de corto” en un pabellón, pisó un parquet, pero no para jugar, sino como parte de un cuerpo técnico. Ese día le volvió a molestar la parte interna de su rodilla, un leve dolor, una señal de alarma que apareció sin más, apoyado en una mesa, sin haber tocado ni siquiera un balón con los pies.

Sensibilización

¿Por qué ocurrió esto? Por un cerebro inconscientemente “asustado”, un “sistema de alarma” especialmente sensibilizado por todas las experiencias anteriormente citadas. Posiblemente el olor del vestuario, del parquet, del cuero de los balones nuevos, el ver y sentir unas calzonas y camiseta de entrenamiento hicieron que este cerebro se asustara aún sin haber intención consciente alguna de jugar. Porque poco, muy poco hace falta para estimular un cerebro asustado por su experiencia.

Es más, escribiendo estas letras la molestia vuelve a aparecer, aunque de forma muy leve. Quizás, sólo quizás, estas letras sean terapéuticas.

Nos vemos,

Ver también:

La Voz de los Sin Blog (V): Neurociencia y manejo del dolor

Anuncios

4 pensamientos en “Creencias, experiencias y dolor. Relato de un caso.

  1. Muy buena historia Nacho. Identificado con el “personaje”. Aún, cada vez que voy a salir a correr parece que mi rodilla me dice que no salga, pero no es mi rodilla la que habla, sino mi cerebro. Espero que estas maltrechas rodillas con sus correspondientes cerebros aprendan a no tener miedo.
    Ya tenía ganas de leerte.
    Un abrazo!

    • Lo mejor de estas experiencias en nuestras “propias carnes” es confirmar, madurar, pensar e interpretar todo eso que vamos conociendo, profundizando y aprendiendo sobre cerebro, dolor y movimiento.

      Abrazo

  2. Muy buena entrada, me recuerda, ya que creo que el tema es el mismo, a la interpretación que hice en mi blog sobre el discomfort que me creaba repetir el proceso traumático de colocar el drenaje de mi neumotorax.
    Ninguno queremos pasar por estos trances, lo que la información que manejamos hace que seamos más conscientes de lo que está sucediendo y podamos controlar mejor la situación, aunque a mi me sigue asombrando cuando sufro en mi propia persona estas cosas.

    Un saludo Nacho!

  3. Pingback: Realidad Virtual y dolor. | Nacho Fabiani

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s