Nacho Fabiani

Dia a dia, explicaciones, pensamientos, vivencias, dudas… de un hombre que tuvo la suerte de hacerse fisioterapeuta

La Voz de los Sin Blog (VIII): Fisioterapia y Sueño

1 comentario

Fisioterapia y Sueño

Como diría cualquier buen vendedor de colchones, pasamos un tercio de nuestra vida dormidos o, cuanto menos, en la cama. Creo que un buen descanso es importante para mantener o recuperar la salud, ya que en muchas ocasiones la falta de sueño puede ralentizar o directamente frenar el ritmo de rehabilitación de muchas patologías. Desde hace un tiempo incluyo en la Historia de Fisioterapia preguntas sobre la postura más común durante el día y durante la noche. Esto me ayuda para al final de la sesión dar al paciente algunas recomendaciones de ergonomía orientadas al quehacer diario y a las horas de sueño. Lo que escribiré a continuación son pues experiencias, observaciones y algunas conclusiones empíricas obtenidas durante algunos años.

Existen tres posturas básicas durante el sueño que todos conocemos: decúbito supino (boca arriba), prono (boca abajo) o lateral (de lado). El resto de posturas son variaciones de estas y cada una tiene sus ventajas y sus inconvenientes. Además en determinadas patologías pueden estar más o menos indicadas. Pondré un ejemplo: En una patología lumbar con problemas discales y acortamiento muscular no estaría recomendada la postura en decúbito prono pues podría agravar el cuadro o frenar la recuperación (recordemos que el paciente puede llegar a estar en esa posición entre 6 y 8 horas de media). Este ejemplo muy típico y que parece de Perogrullo es común que pase por alto tanto para el paciente (que dice que es la única manera en que puede dormir) como para el terapeuta (ya que tendemos a veces a olvidar aspectos como estos).

A su vez, cada postura determina una dinámica diafragmática concreta. Un ejemplo: En decúbito lateral el hemidiafragma que queda arriba trabaja de forma más libre que el que queda debajo, por lo que este pulmón realizará una ventilación más superficial y su parrilla costal tendrá en general menos movilidad. Esto es importante porque la oxigenación que se consiga marcará si la persona se levanta descansada o no y puede influir en el ritmo de recuperación tisular. Un ejemplo más concreto de esta falta de oxigenación se produce en personas con apnea del sueño que se asocia con hipertensión, cefaleas, somnolencia, cardiopatías y espasmo muscular.

A mi juicio, la postura en decúbito lateral es la que más ventajas presenta ya que permite que la columna vertebral esté mejor alineada. Su principal inconveniente es que el diafragma trabaja de forma asimétrica, como se ilustra en el ejemplo más arriba. Por ello suelo recomendar que se cambie de lado en esos momentos de ligera consciencia que se presentan durante la noche. Cualquier postura mantenida durante toda la jornada de sueño puede ser potencialmente perjudicial (imaginaos 6 u 8 horas en la misma postura sin moverse… bueno bueno no puede ser), así que lo interesante aquí es que se produzcan cambios. Las otras posibles posturas, en supino y en prono, permiten una dinámica diafragmática mas compensada pero pueden aumentar o disminuir las curvas naturales de la columna, y en general, obligan a mantener una rotación cervical.

Otro inconveniente del decúbito lateral puede presentarse en pacientes con problemas de hombro: El muñón del hombro que queda apoyado se propulsa un poco hacia delante provocando un ligero acortamiento pectoral que puede perjudicar la recuperación. En estos casos suelo recomendar una flexión de hombro a 90º (colocándolo paralelo a la almohada) para minimizar el acortamiento e insisto en el cambio de lado. Si hay molestias en el apoyo o el paciente no consigue el cambio durante la noche propongo el decúbito supino hasta que mejore.

En el decúbito lateral es importante que tanto caderas como rodillas estén flexionadas al menos a 45º para lograr la estabilidad e impedir la torsión (las embarazadas conocen bien esta posición). En mi práctica he encontrado un patrón muy común a este respecto: Las personas que duermen en decúbito lateral pero sólo flexionan la pierna que queda arriba presentan habitualmente problemas mecánicos de la articulación sacroilíaca que son más patentes en pacientes con escoliosis.

Estas son algunas pinceladas de mis observaciones. El tema da para mucho, sobre todo para los que trabajamos en Traumatología, aunque creo que puede ser interesante en muchas otras disciplinas.

Gracias a Nacho (@Blogfisio) por la oportunidad para publicar mi primer artículo.

Felices sueños.

 

Ver también:

La Voz de los Sin Blog

 

Autor:

Paco Pelayo (@p_pelayo)

Fisioterapeuta más especializado en Traumatología y Geriatría, aunque siento curiosidad por todo lo que tiene que ver con mi profesión. Me gusta aprender cosas nuevas y el intercambio de experiencias con otros profesionales para el enriquecimiento mutuo. Soy partidario del tratamiento personalizado y la comunicación con el paciente. Interesado en todo lo que tiene que ver con la evolución de la Fisioterapia y su desarrollo.

Anuncios

Un pensamiento en “La Voz de los Sin Blog (VIII): Fisioterapia y Sueño

  1. Es super interesante, creo que voy a empezar a observar como duermen mis pacientes..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s