Nacho Fabiani

Dia a dia, explicaciones, pensamientos, vivencias, dudas… de un hombre que tuvo la suerte de hacerse fisioterapeuta

Reflexiones sobre epidural y cerebro

8 comentarios

hands

Epidural y Cerebro, ¿Qué tendrán que ver? Intentaremos explicarlo de la forma más sencilla posible.

Hace unos días en una conversación salió el tema de la recuperación post-parto tras epidural vs No epidural tras observar por comentarios de mujeres, que han experimentado ambas situaciones, como la recuperación en el caso de no haber recibido la epidural ha sido mucho más rápida respecto a cuando tuvieron epidural.  Y como el dolor en caso de no epidural fue muy alto (dicen que no volverían a pasar por ello) y en el caso de la Epidural este, evidentemente, fue prácticamente nulo.

Según esto podríamos asociar a más dolor, mejor recuperación y a menos dolor, peor recuperación. ¿Qué elegirías?… Pero esto sería un análisis muy simple de la situación.

Como hemos descrito en múltiples ocasiones, el dolor es “sólo” una señal de alarma que envía el cerebro para indicar un riesgo, es decir alta probabilidad (que sea más o menos alta dependerá de muchos factores) de sufrir daño, pero no es necesario ni indicativo de que este daño se dé. En resumen, Dolor no es igual a daño, en todo caso, es igual a una probabilidad de que este se dé.

Por tanto, tenemos información en dos direcciones. Una que va hacia el cerebro llevando distintas informaciones (presión, estiramiento, temperatura, vibración…). Y otra que, en función a estas informaciones, enviará el propio cerebro al organismo que será (entre otras) el dolor. En base a esto para eliminar el dolor mediante anestesia/epidural, lo que hacemos es evitar que esa primera vía de información llegue al cerebro, privando a este de la información necesaria para enviar la señal de dolor, no eliminado por tanto sólo el dolor, sino algo más importante que es la información sensitiva de la zona.

Pero, el eliminar esa información, no sólo nos quita el dolor, nos elimina también cualquier tipo de acción que puede ejecutar el cerebro para evitar lesiones, o reducir la magnitud de estas. Es decir, el cerebro al no detectar el aumento de tensión en los tejidos, por ejemplo, no podrá enviar la información de relajar/distender la musculatura implicada, pudiéndose provocar más daño que si el cerebro si recibiera esa información.

Por todo esto el parto con epidural tiene más riesgo de que el daño sea mayor y por tanto la recuperación será mayor que sin epidural, porque mediante esta, privamos al cerebro de la información necesaria para actuar en consecuencia a lo que está ocurriendo “allí abajo”.

Aclarar que esto no pretende ser un alegato a la No Epidural, ante todo la libertad de elección, es vuestro momento y debe ser de la forma en la que os sintáis más cómodas, seguras y tranquilas, para poder disfrutar ese momento. Pero para elegir de la mejor forma posible es importante estar bien informado, decir también que esto no pasa sólo con la epidural, pasa con cualquier tipo de anestesia, pero en pocas ocasiones (en algunas, como pueden ser las operaciones, es imposible e inviable) podemos elegir si queremos o no anestesia y por disponer de esa capacidad de elección es bueno estar bien informado.

Nos vemos,

Ver también:

“¿Duele ser mujer?”

“Fisioterapia Vs Matronas Vs Doulas”

Neurociencia y manejo del dolor

Anuncios

8 pensamientos en “Reflexiones sobre epidural y cerebro

  1. Hola. Totalmente de acuerdo. Nos gastamos una pasta en coches que tengan multitud de sensores y alarmas y al mismo tiempo anulamos las propias. ¡Esa es la grandeza del ser humano! Ademas, para el que no se lo crea, que busque información sobre “el pie diabético” que es un ejemplo mujy claro, de lo util que es el dolor “agudo”. El crónico es otra cosa.

    • Gracias, apuntar que lo útil es el dolor, simplemente. La única diferencia es que en el crónico, normalmente esta “alarma” está más sensibilizada. Pero no por esto deja de ser útil.

      Nos vemos,

  2. Buenas. Yo soy fisioterapeuta, con formación en pre-post parto. No he tenido la oportunidad de aplicarla profesionalmente por circunstancias diversas. Pero lo considero amortizado ya que me informó y sensibilizó hacia muchos aspectos que luego intenté transmitir y aplicar como “futuro padre”. Lo primero fue buscar una (en este caso mujer) fisioterapeuta con buena formación y que trabajara específicamente el pre-post parto. A partir de ahí, siguiendo pautas y aportando en lo posible, colaborar en la mejor preparación posible para el momento culminante. Hablo de dos partos, el primero muy largó, por la dificultad de dilatación, el segundo bajo la presión de “tienes que sacarlo ya porque trae vuelta de cordón”. Afortunadamente sin consecuencias en ninguno de los casos. Ambos partos, en hospital público y sin previo conocimiento de los sanitarios implicados. Ambos partos totalmente naturales, ni epidural, ni oxitocina, ni nada.
    Está claro que hay un factor “suerte” y que, hagas lo que hagas, te puede salir bien, mal o peor.
    Pero creo que una buena preparación, una buena “técnica” y un respeto (coherente) por un proceso natural y sus mecanismos es, en circunstancias “normales”, la mejor opción.
    En ambos casos, las secuelas fueron mínimas (un solo punto de aproximación) y la recuperación óptima.
    Siento el rollo, pero me apetecía mucho compartir mi experiencia.

  3. De humilde nada, es un extraordinaria reflexión.

  4. Buenas, mi nombre es Aida Santos soy fisioterapeuta y osteopata (aunque todavia no he acabado) especializada en suelo pelvico. Llevo ya 6 o 7 años trabajando en suelo pelvico, asistiendo algun parto y por mi parte, creo que es un error pensar que la decisión en un parto se reduzca a epidural o no epidural. Puede que la sintomatologia que tiene la mujer sea mejor, sin duda, pero las lesiones a nivel de suelo pelvico, prolapsos (he visto prolapsos de grado 2-3 tras parto natural), inestabilidades Uretro-vesicales, no se rigen por si se ha utilizado epidural o no.
    Lo verdaderamente importante y que no se remarca es que se tiene que aprender a respirar para facilitar la dilatación (con el fin de inhibir la parte racional, que es la única razón que se ha encontrado que la inhiba),y aprender a hacer pujos, para realizar los mínimos posibles porque es lo mas lesivo y elastificar muchísimo el periné. Ademas lo más perjudicial no es la epidural sinó la oxitocina, lo que pasa que muchas veces una lleva a la otra.
    Lo ideal es que una se prepare muchísimo, para prevenir la mayoria de cosas realmente importantes, y que utilice la epidural o la oxitocina solo cuando lo necesite y a dosis bajas (que prácticamente no es lesivo).
    El parto es un proceso muy complicado. No hay dos personas con un mismo parto, eso si, al fin y al cabo yo lo que querría es que tanto mi periné como mi hijo acabaran bien y eso no saca que este completamente a favor del parto natural, sin duda es mejor es las mismas condiciones.

    • Buenas Aida y gracias por tu comentario. Evidentemente un parto es un proceso mucho más complejo, pero el artículo, como el texto indica va dirigido a una mayor información sobre la epidural, que en la mayoría de las ocasiones se dirige únicamente a factores positivos/negativos de la misma.

      Coincido en que lo fundamental es la toma de conciencia, preparación del suelo pélvico tanto en conciencia de este como en elasticidad y control motor y también soy consciente de que hay que mejorar mucho en este sentido mano a mano con las matronas.

      Espero por tu bien, por el de la profesión y por el de las mujeres que no asistas muchos (ninguno sería mejor, aunque siempre puede haber una urgencia) y le dejes esto a los profesionales preparados para este fin, a no ser que hayas acompañado a una matrona en este proceso, en ese caso me parecería algo más correcto.

      Nos vemos

  5. Bueno yo estoy de acuerdo con Aida, que es muy complejo y debemos preparar la zona y sus relaciones para mejorar el parto.

    Pero mi opinión personal es que el cuerpo se prepara desde el momento que te quedas embarazada, comienza a segregar mil moleculas con el objetivo de elastificar ligamentos y no se cuantas cosas más, es como el que prepara la casa antes de que llegue el monzón, cuando llega el momento ya no hay marcha atras y pasará lo que tenga que pasar.

    El efecto en la recuperación que comentas yo entiendo que no va por donde tu dices, no creo que el cuerpo tenga muchas opciones o vias de escape para evitar lesiona tejidos aunque la sensibilidad de la zona este intacta. Podría ser (mi hipotesis u opinión), cuando se aplican epidurales existen unos efectos que pueden durar más que el efecto de la anestesia, como los ileos paraliticos, la imposibilidad de miccionar y su sondaje para el tratamiento, etc. Con ello acabo diciendo que es posible que hayan efectos parecidos en la recuperación de todas las funciones en dicho nivel.

    Un saludo y reflexionar siempre es bueno, ya que nos hace plantearnos cosas, equivocarnos, aprender, es un ejercicio de humildad! Bravo Nacho.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s