Nacho Fabiani

Dia a dia, explicaciones, pensamientos, vivencias, dudas… de un hombre que tuvo la suerte de hacerse fisioterapeuta

“Primum non nocere” sobre el dolor-daño en tratamiento…

8 comentarios

Tras comentar en casa de @FisioStyle el siguiente artículo sobre “El dolor que provoca el Fisio” Se me ocurrió realizar esta entrada sobre el dolor-daño en los tratamientos… “Primum non Nocere”

“Primun non Nocere” (Lo primero no provocar Daño, que no Dolor) es indispensable explicar al padeciente (concepto creado por Arturo Goicoechea, otra figura indispensable en el dolor) que dolor no es igual a daño, sino a probabilidad de daño. Como profesionales debemos saber diferenciar y hacer ver entre el dolor que puede provocar daño y el que avisa de un probable (o no) daño.

De nuevo @FisioStyle en el siguiente artículo sobre una lesión de escafoides. Hace una, muy acorde, adaptación sobre un concepto de Butler y Moseley (Libro que me tengo que comprar a la de YA ¿Alguien me lo regala?) la Línea de Tolerancia de los Tejidos y su consiguiente Nueva Línea de Tolerancia de los Tejidos, explicando como el umbral de tolerancia del dolor (o de activación de alarma), tras una lesión es más bajo y como con el tiempo y la realizando de forma adecuada y sin dolor el movimiento, esta se irá normalizando.

Estoy de acuerdo con todo lo explicado, pero suelo proceder de la siguiente manera:

Aviso a los padecientes que el dolor (o molestias en mucho casos) no indica que se esté provocando más daño, que cuando estamos movilizando, normalizando una articulación dentro de los parámetros normales pueden aparecer molestias, dolores provocados por ese signo de alarma, exharcebado tras la lesión. Al igual que suele ocurrir (o no) con los primeros apoyos, al volver a “activar” la propiocepción estos dolores de “aviso” pueden aparecer y los padecientes deben informarnos y comunicarnos a cada momento del tipo de dolor a lo que nosotros le explicaremos el posible o no daño y así entre los dos llevar adelante la recuperación, aprender de nuevo el funcionamiento del dolor e ir reduciendo el “exceso” de alarma.

Tras lo mucho que estoy leyendo, aprendiendo, informándome los nuevos conceptos de dolor me gustaría rescatar el que recoge @CLopezCubas en su libro “Cuentos Analgésicos” sobre el componente de aprendizaje del dolor. El padeciente (y muchos de nosotros) a través de su historia a aprendido que dolor es igual a daño, “cuando duele es porque hay algo que no funciona, que está roto” y no están del todo equivocados muchas veces (sobre todo en el dolor crónico) cuando duele es porque no funciona bien el esquema cerebral del dolor, mandando la señal de este, cuando esta no es necesaria, por lo cual aparece el dolor sin haber una alta probabilidad de daño o, incluso, no habiendo probabilidad de daño. Esto hay que explicárselo adecuadamente a los pacientes para que comprendan cuando el dolor “no tiene sentido” y de esta forma este ya remite.

Bueno que me alargo demasiado… Es cierto que en muchos casos este dolor si tiene un componente de daño real (o no) en afectaciones agudas (un esguince por ejemplo), en el que los tejidos sensibilizados envían de forma prematura al cerebro una información que este traducirá como probabilidad de daño dando lugar a la aparición de dolor, aún cuando la movilización que estemos realizando sea mínima o el apoyo sea correcto. En estos casos actúo como he comentado antes, explicando al paciente el porqué no debe tener “miedo” (el cual en muchos casos es el que dispara el dolor a la movilización, no sólo en casos de dolor crónico sino también en afectaciones agudas) y de esta forma integran que ese dolor no es lesivo y continúan trabajando, incluso con una disminución de la percepción de este.

Evidentemente, en ningún caso estoy hablando de forzar la articulación, ni de provocar dolores no tolerables (que dispararían demasiado las alarmas dando lugar, además, a una desconfianza hacia nosotros) estamos hablando de dolores tolerables, la diferencia entre el límite de este la ponen por una parte el paciente, con su conocimiento, tolerancia, creencias, voluntad, y por otra el Fisioterapeuta, que gracias a su formación y experiencia debe saber hasta donde puede llegar teniendo en cuenta la biomecánica, función y por supuesto la información (verbal y no verbal) del paciente.

Y tú ¿Qué opinas?

Nos vemos,

En estos momento de Crisis @FisioAso nos da una nueva definición de dolor:  “Yo os definiré que es Dolor: Dolor es llenar el depósito de gasolina.”

Anuncios

8 pensamientos en ““Primum non nocere” sobre el dolor-daño en tratamiento…

  1. Estoy totalmente de acuerdo contigo. Y me hace muy pero que muy feliz haberte sido de inspiración, ya que sigo tu blog y me parece de lo más interesante!

    Es genial lo que comentamos, porque así conocemos cuando podemos hacer más o menos daño al paciente, sabiendo que no provocamos daño. Siempre les comento a los pacientes que van a notar molestias, pero que es normal porque ha habido una lesión y tardará un tiempo en volver a la normalidad, y lo entienden encantados… incluso quieres que les hagas un poco más de daño a veces, pero un ya sabe que tiene que hacer y no dejarse influenciar jejeje

    El problema es el fisio bruto (algunos asesinos) que no respetan por IGNORANCIA estos factores y lo acaba sufriendo el paciente como sucedió en el caso de la paciente de mi blog. Ese chico además es reincidente porque no había paciente que pasara por sus manos y dijera que no querían que les tocara más jajaja.

    Nos vemos en la red Ignacio, un saludo muy grande!!

    • Gracias por la participación.

      Para eso está el 2.0 para inspirarnos los unos a los otros, cuestionarnos, corregirnos, ir mejorando y creando conocimiento entre todos. Ubuntu “Yo soy porque nosotros somos” (dato Friky) y la verdad se construya entre todos.

      Es cierto que a veces jugamos con los límites, sobretodo si trabajas en deporte, pero mientras más al límite juegues, más cabeza hace falta. Dolor por dolor lo dejamos para los mártires y los sádicos.

      Un abrazo.

      Pain Revolution…

  2. Muy interesante el articulo. Me ha gustado mucho, solo una cuestion- puede haber casos en recuperaciones donde el dolor se escape de lo normal, y aunque respetemos los limites y trabajemos correctamente esta sensacion impida mejorar al paciente? Quiero decir naxete hasta donde tenemos que tener en cuenta la subjetividad del dolor en cada paciente? Abrazos

    • Ahí es donde nuestra formación y conocimiento es fundamental, para saber cuanto de subjetividad o objetividad hay en el dolor. Cierto es que podemos encontrarnos, con procesos no restaurados del todo o, incluso, mal diagnósticados (que haya roturas fibrilares o ligamentosas no diagnósticadas u otro tipo de patologías) pero para esto es fundamental la exploración constante durante el tto. Al igual que observar al paciente, preguntarle, interaccionar, para saber si es una persona “catastrofista” lo cual, por el aprendizaje explicado antes, amplía la susceptibilidad al estado de alarma (dolor).

      Por ello es tan importante la formación como la experienca, valorar al paciente en su conjunto (aspecto Biopsicosocial del dolor), no hay recetas, ni tratamientos mágicos, lo construimos entre todos, incluidos los padecientes…

      Nos vemos,

  3. Muy buena entrada.Me quedo con algunas frases para utilizarlas durante el tto.
    Yo siempre intento hacerles ver la diferencia entre “dolor” y “tolerancia”.Hay pacientes que piden más dolor porque “si no escuece,no cura” e intento demostrarles que eso es erroneo. otros acuden por 1a vez asustados por lo que les han contado y mi respuesta es ” yo no te voy a hacer daño, a lo mejor te duele a ti” y no voy desencaminado con lo que tu comentas.
    Un saludo

    • Gracias por participar.

      Respecto al “Yo no te voy a hacer daño, a lo mejor te duele a ti” supongo que evidentemente lo matizarás, jejeje. Yo suelo utilizar una parecida que es “Yo no te voy a hacer daño, a lo mejor te duele, bueno molesta un poco, cuando sea así me avisas” ;oP Además aprovecho para preguntar que creen que es el dolor y que me expliquen como funciona..

      Nos vemos,

  4. Pingback: La voz de los sin Blog (V): Neurociencia y el manejo del dolor. « Blog Fisio

  5. Pingback: Eliminar el dolor = ¿Curación mágica? | Nacho Fabiani

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s