Nacho Fabiani

Dia a dia, explicaciones, pensamientos, vivencias, dudas… de un hombre que tuvo la suerte de hacerse fisioterapeuta

Matronas Vs Fisioterapia Vs Doulas

17 comentarios

Tras ver este reportaje en el TD de las 21:00 de La1 del 25/7/12 lancé las siguiente preguntas en Facebook y Twitter:

“¿Qué opinión os merecen las Doulas?
¿Complemento o intrusismo?
¿Cual sería el limite de actuación en la preparación al parto?
¿y el nuestro respecto a las Enfermeras especialista en obstetricia y ginecología (matronas)?

Muchas preguntas…”

Creo que el gran problema a nivel legislativo de esta figura está en la no oficialidad de la formación (por muy específica, buena y completa que sea) y el nacimiento de esta figura, como muchas otras en prácticamente todas las profesiones se da porque desde la oficialidad de nuestras profesiones sanitarias (médicos, enfermeras, fisioterapeutas…) nos olvidamos en mucho del paciente sano, no establecemos buenos programas de prevención, de acompañamiento en sus dudas y miedos, aunque van cambiando algo las cosas, creo que a veces nos cuesta ver más allá de la enfermedad.

En estas preguntas hay mucho de lo que hablar, así que a ver si nos organizamos un poco:

Doulas

Son personas sin formación reglada, que supuestamente se encargan del acompañamiento emocional de la mujer en su proceso, resolviendo dudas, eliminando miedos, recordándoles su autonomía en el parto… (Papel que debe representar el marido o pareja de la mujer y papel que perfectamente realizan algunas matronas, y debería hacer muchas más)… El problema aumenta cuando se meten en el trabajo físico de preparación al parto, en la prevención. O incluso en la recuperación postparto.

En caso de una complicación o mala praxis por parte de la Doula ¿Quién cubre y se hace responsable de las consecuencias?

Fisioterapia Vs Enfermería

La fisioterapia obstétrico-ginecológica está creciendo mucho, pero ¿no nos estamos metiendo donde no nos llaman?

Creo que tenemos cabida en la recuperación del suelo pélvico tras parto en los siguientes puntos:

-La Incontinencia Urinaria: transitoria, de esfuerzo, de urgencia o mixta.

-Los prolapsos de grado I y II

-Dolor menstrual

-Las cicatrices dolorosas por episiotomías o desgarros.

-Dolores perineales

-Lesiones medulares, atrapamientos del puedendo, ciáticas…

Pero y ¿la preparación al parto?.

Parto de la base de que las Matronas (Enfermeras Especialistas en Ginecología y Obstetricia) son las más indicada para estos menesteres ya que, al contrario de lo que se cree, no trabajan (o no deben trabajar) únicamente en el trabajo de Parto (aunque sea lo más vistoso) además recalco también, que la enfermería es la ciencia de los Cuidados, por tanto cuidan de la mujer durante todo este proceso que iría desde la fecundación (o incluso la intención de) hasta más allá del parto, cuando la mujer no necesite ya los cuidados de esta y sea completamente autónoma en su nuevo estado de vida.

Bueno, vamos al tema que puede escocer, las matronas son las encargadas de la preparación al parto, independientemente de que se haga mejor o peor, en principio no debería ser asunto nuestro, aunque últimamente y seguramente debido a las carencias que presentan estas clases hemos aumentado nuestra intervención en este campo, que es competencia de otro profesional (Ley 44/2003, de 21 de noviembre, de ordenación de las profesiones sanitarias).(Adjunto anexo al final del artículo)

Esto no quita que al ser (o seremos) especialistas en el movimiento, interviniéramos en esta actuación cuando la Matrona (repito, encargada de este proceso) detectara algún desequilibrio o disfunción y solicitara nuestra actuación dándose un trabajo interdisciplinar.

Que un profesional abandone en parte algunas de sus funciones o no las esté llevando a cabo, no es excusa para que aprovechando ese vacío nos apropiemos de dichas funciones, estaríamos en obligación de recordarle o advertir a nuestros compañeros sanitarios su deber en estas funciones e incluso aconsejar como podría mejorarlo, así trabajaríamos en equipo, mejorando para mejorar todos y crear un verdadero trabajo interdisciplinar.

Somos profesionales humanos, no cuervos ni pájaros carroñeros (tono humorístico, que no se me mosquee nadie), demostrémoslo y no hagamos lo que no nos gusta que hagan con nosotros..

Nos vemos,

Ver también:

¿Duele ser mujer?

Anexo

BOLETÍN OFICIAL DEL ESTADO
Núm. 129 Jueves 28 de mayo de 2009 Sec. III. Pág. 44699-44700

El perfil competencial derivado de dicho esquema determina que al concluir su programa formativo la matrona debe ser competente y en consecuencia estar capacitada para:

a) Participar y, en su caso, liderar y dinamizar programas de salud materno-infantil, atención a la mujer y de salud sexual y reproductiva.
b) Prestar atención al binomio madre‑hijo en el diagnóstico, control y asistencia durante el embarazo, auxiliándose de los medios clínicos y tecnológicos adecuados.
c) Prestar atención al binomio madre‑hijo en el diagnóstico, control y asistencia durante el parto, auxiliándose de los medios clínicos y tecnológicos adecuados.
d) Prestar atención al binomio madre‑hijo en el diagnóstico, control y asistencia durante el puerperio, auxiliándose de los medios clínicos y tecnológicos adecuados.
e) Prestar atención al neonato dirigida a favorecer los procesos de adaptación y detectar precozmente las situaciones de riesgo.
f) Detectar precozmente los factores de riesgo y problemas de salud en el binomio madre‑hijo durante el embarazo, parto y puerperio, llevando a cabo actividades de diagnóstico, control, derivación y seguimiento de los mismos, y, en caso necesario, tomar las medidas de urgencia oportunas.
g) Realizar una adecuada educación para la salud a la mujer, familia y comunidad identificando las necesidades de aprendizaje en relación con la salud materno-infantil, la salud sexual, reproductiva y en el climaterio, llevando a cabo los diferentes programas educativos relacionados con las necesidades detectadas.
h) Realizar consejo afectivo sexual y consejo reproductivo a la mujer, jóvenes y familia.
i) Promover una vivencia positiva y una actitud responsable de la sexualidad en la población y asesorar en materia de anticoncepción.
j) Realizar actividades de promoción, prevención y colaborar en las actividades de asistencia y recuperación de la salud sexual, reproductiva y del climaterio de la mujer.
k) Detectar en la mujer factores de riesgo genético y problemas ginecológicos, para derivar, en su caso al profesional competente.
l) Aplicar los principios del razonamiento clínico, detección de problemas, toma de decisiones, plan de actuación y cuidados y evaluación, adecuados a las diferentes situaciones clínicas en el ámbito de actuación de la matrona.
m) Establecer una comunicación efectiva con la mujer, familia y grupos sociales.
n) Trabajar y comunicarse de forma efectiva con el equipo de salud.
o) Ejercer la profesión de matrona de forma ética en base a la legislación vigente y asumir la responsabilidad derivada de sus actuaciones.
p) Asesorar sobre la legislación vigente encaminada a proteger los derechos de la mujer y su familia.
q) Gestionar las actividades y recursos existentes en el ámbito de la atención de salud materno-infantil y la atención de salud sexual y reproductiva.
r) Emitir los informes necesarios y registrar de forma efectiva las actividades realizadas.
s) Llevar a cabo actividades docentes dirigidas a las propias matronas y otros profesionales de la salud, en cualquiera de sus niveles.
t) Desarrollar actividades de investigación encaminadas a la mejora continua de la actividad profesional, y por tanto, del nivel de salud de la mujer y del recién nacido.
u) Realizar una practica clínica basada en la evidencia científica disponible.
v) Mantener actualizadas las competencias profesionales.
w) Liderar y desarrollar la especialidad mediante el compromiso profesional.

La complejidad de las funciones que se atribuyen a la Matrona se inscriben en el marco de los principios de interdisciplinariedad y multidisciplinariedad de los equipos profesionales en la atención sanitaria que consagra la Ley 44/2003, de 21 de noviembre, de ordenación de las profesiones sanitarias.

Anuncios

17 pensamientos en “Matronas Vs Fisioterapia Vs Doulas

  1. Curiosamente en estos días me topé apenas con la figura de las Doulas en un reportaje de TVE. Cabe mencionar que esa figura es casi nula en mi país (México) pero el hecho de que ya salga en la televisión infiere que está generando un poco de ruido; si no sólo en las personas ya también en el personal sanitario. En este ir y venir de hasta donde puede el fisio y hasta donde no estoy atrapado; por más que intento e intento de entender me hago más líos. De todos modos gracias por tu entrada, muy ilustrativa. Un saludo desde México.

    • Gracias, por leer, participar y me alegro que te haya gustado.
      Considero que te puedas liar un poco debido a que según paises encontramos diferencias legislativas y de competencias. Si quieres que intente aclararte algo (dentro de mis posibilidades) sólo tienes que preguntar.

  2. Me gusta mucho tu manera de expresar y argumentar este tema, ya que es bastante controvertido.
    Yo soy matrona, y te agradezco sinceramente que utilices esta normativa que nos avala en muchas competencias que a muchos niveles y en ciertas parte del Estado están aún por reconocer.
    Como bien dices, se trata de un trabajo en equipo, un equipo multidisciplinar en el que cada uno tiene unas caracteristicas y una formación determinada, siempre centrados en la salud de la mujer y de sus necesidades.

    • Gracias por participar.

      En efecto creo que debe ser así, y que desde vosotras debe surgir la lucha por mejorar la función que realizáis e ir creando conciencia de Matronas y de todo aqueloo que podéis hacer más allá del trabajo de parto (que es el que normaelmente se os reconoce).

      Nos vemos,

  3. Ciertamente este es un tema delicado. No hay un momento más trascendente para una mujer en que necesite alguien competente y humano a su lado como el del nacimiento de su bebé. No importa si existe un documento gubernamental en el que se especifique todas las cualidades y destrezas que su acompañante debe tener, lo único que importa es si alguien de verdad sabe atenderla, acompañarla, guiarla, calmarla y darle apoyo y seguridad durante esos mágicos momentos.
    Yo soy madre y también fisioterapeuta. Mi propia experiencia y la de muchas amigas me habla de una presencia prácticamente inexistente de las matronas durante el embarazo, parto y posparto. Estoy de acuerdo que lo correcto e ideal sería reclamar que realicen todas las funciones que expones en tu artículo. Pero…. mientras esto sucede, pueden pasar años, décadas, incluso siglos. Millones de niños nacen y ellos y sus madres deben hacerlo en las condiciones que el sistema y la educación reglada delimita.
    Por eso surgen figuras como las de las Doulas, porque hay mujeres que lo necesitan. Nosotros como fisioterapeutas sabemos cómo muchas de las prácticas que hasta hoy en día se realizan en las labores de parto producen daños que podrían minimizarse si los profesionales médicos quisieran escuchar algunas voces con educación menos “reglada”, incluso si quisieran escucharnos a algunos de nosotros, los fisioterapeutas. Pero todos sabemos lo difícil que es cambiar las cosas oficiales, cuanto más oficiales más difícil.
    Si uno se acerca a la práctica de algunas de estas Doulas, si hubiese la humildad por parte de los que reciben educación reglada, de que a veces también se puede aprender algo de los que se dedican a algo y se forman desde otros puntos de vista, desde otra realidad, quizá podrian aprender que muchas de sus prácticas son tan valiosas que pueden disminuir daños fisiológicos en el parto y que tiene una repercusión muy importante en la vida de la mujer.
    De hecho, algunos fisioterapeutas intentamos hacernos oír, sobre la importancia de realizar algunos cambios en el parto, como la forma del pujo o la postura durante la labor y el parto. Existen ya muchas investigaciones que hablan claramente sobre los perjuicios de algunas de las prácticas actuales y como el cambiarlos disminuiría las secuelas de incontinencias o disfunciónes sexuales por ejemplo.
    Para mi, lo importante no es si hay intrusismo o no, lo importante es que una mujer tenga el derecho y la oportunidad de ser atendida por alguien que entienda en todos los niveles lo que está viviendo. Alguien que tenga todo el conocimiento para acompañarla durante ese proceso, que conozca y aplique todas las maniobras que faciliten el parto y minimicen las lesiones físicas.
    Personalmente conozco muchas mujeres que tuvieron a sus bebés acompañadas por Doulas sin tener que realizarlas episiotomía y sin tener ningún desgarro. No entiendo por qué este dato no causa curiosidad en médicos y matronas de los hospitales. No entiendo por qué a veces se piensa que no hay nada que aprender de otras personas que tienen otro tipo de formación a la de la Unversidad.
    Gracias por poner sobre la mesa estos temas tan importantes

    • Gracias por participar.

      Estoy de acuerdo con lo que dices, con que hay que hacer más humano el parto, que hay cosas que cambiar. Pero como comento en el artículo, la dejadez de unos no es excusa para la aparición de terceros o el apropiamiento de otros de las funciones abandonadas. Si esto se da, entramos en una guerra de competencias en la que la única que sale perdiendo en esto es la madre (y el hijo y su clima familiar). Como dije creo que es indispensable hacerlo ver, recordarlo y ayudar a que cada uno realice bien sus funciones ya que el fin de todos es el mismo, la Salud.

      Si entramos en más profundidad creo que la figura de la Doula aparece en un periodo excesivamente tecnificado del parto (toda la vida las matronas han sido las parteras, que acompañaban a la mujer en todo su proceso. En algunas zonas de Perú todavía existen. Con el progreso estas se fueron formando y surgieron como especialidad de enfermería) Hoy día intentan coger esa función que históricamente también han hecho las madres y vecinas de las embarazadas,y entiendo, debe ser de la Matrona. Y más aún, con una buena educación de base, formación e interés, la función del acompañamiento la debería realizar el Padre, el cual según Laura Gutman, debe ser el sotén principal de la mujer en todo su proceso. En el que evidentemente deberán ser asesorados por la Matrona.

      Va habiendo movimientos encaminados a la humanización del parto en el sistema público de Salud, no los obviemos, otra cosa es que la mujer aún no esté del todo informada (error nuestro también) y la OMS y otros organismos oficiales con la ciencia por delante, no están a favor de episiotomías, ni epidurales por sistema, ya que, como demuestran muchos estudios, favorece las lesiones en el parto.

      Nos vemos,

      • Me gustaría aclarar algo importante respecto a las parteras y doulas. Como tu muy bien dices Nacho, ellas han existido siempre, con una sabiduría y conocimiento que se desestimó en el momento que nacieron los partos hospitalarios. También como tu señalas, hoy en día hay muchos movimientos encaminados a la humanización del parto en los sistemas de salud, público y privado. Y esto ¿A qué se debe? Se debe a que en algún punto de la historia se deshumanizó y todos sabemos bien que esto ocurrió cuando se medicalizó el parto. Después de esto, han sido muchas las voces que se alzaron para concienciar sobre la necesidad de corregirlo. Por este motivo muchas mujeres decidieron optar por tener a sus hijos en sus casas con parteras y doulas, porque querían un trato más humano para ellas y para sus hijos, porque querían poder opinar y ser parte de aquellos nacimientos.
        Ellas, las parteras, han sabido desde tiempos remotos cuales eran las mejores posturas para parir, el modo más adecuado de pujar, las maniobras a realizar y dirigir para evitar desgarros perineales, cómo y cuándo cortar el cordón umbilical… Y este conocimiento no podía ser aplicado en los hospitales porque allí existían sus protocolos cerrados creados por el personal sanitario.
        Creo que se ha avanzado mucho en este cambio hacia la humanización por parte del personal médico que atiende a las mujeres que van a tener a sus bebés. Sin embargo pienso que queda mucho camino por recorrer. Muchos de los cambios que ya han ocurrido, precisamente son para acercarse a las antigua prácticas de las parteras. Sin embargo se ofrecen con la envoltura de los resultados de investigaciones como sí se hubiera descubierto la tapa del perol, y menospreciando a las mujeres de tenían este conocimiento desde siempre. Se habría ahorrado mucho trabajo y sufrimiento si simplemente en algún momento de la historia se hubieran sentado a compartir y aprender de muchas de estas mujeres parteras. Y, por supuesto me duele que se diga que están quitando el puesto a otros profesionales mejor formados, cuando es gracias a ellas y a las mujeres que han sido atendidas por ellas, que los partos hospitalarios están dirigiendo sus pasos hacia caminos más respetuosos con la vida.
        Espero de corazón que en un futuro próximo las matronas realicen esta labor en los hospitales y lo hagan del modo en que lo hacen las parteras más el valor añadido de sus conocimientos académicos, será un beneficio invaluable para tantas mujeres, para tantos bebés estrenando vida, para tantos padres que se encontraran aliviados y felices de ver como tratan a la mujer que aman. Porque estoy de acuerdo que el padre debe ser el primer apoyo para la mujer, sin embargo la figura de la partera o matrona es insustituible.
        Y nosotros los fisioterapeutas, veremos reducirse los casos en nuestras consultas de tantas mujeres que vienen con incontinencias, prolapsos, cicatrices dolorosas…
        Te agradezco nuevamente por abrir este espacio

      • Buenos días,

        Exacto, como digo siempre han existido y evolucionaron a convertirse en Matronas. ¿Sabes que hay matronas que realizan el parto en casa? no es necesario hacerlo, por tanto con Parteras o Doulas (aunque cada uno es libre de hacer lo que quiera, evidentemente, faltaría más)

        Claro que se van utilizando prácticas “antiguas” al proceder de estas es lógico, ¿no?. creo que no hay envoltura de investigaciones ni nada parecido, haciendo como si se hubiera descubierto nada, las investigaciones en Salud no descubren nada, buscan la evidencia que algo funciona, comparan para ver que opción es mejor. La investigación científica la tenemos un poco demonizada, por falta de conocimiento de esta. (te lo dice uno que la está re-descubriendo ahora)

        No hay que obviar tampoco que gracias a la hospitalización se ha reducido drásticamente las muertes en el parto, es cierto que en este proceso han salido perdiendo las mujeres que si pueden tener un parto natural, pero gracias a dios, esto está cambiando. ¿sabes que en Inglaterra e NHS (Sistema de salud) realiza los partos en casa porque reduce en mucho los costes? Eso si, no todos los partos, sino los susceptibles de realizar en casa.

        Creo que ahí está el siguiente paso importante, saber cuando si y cuando no puede haber parto en casa, no sólo porque la mujer quiera, si no por que quiera y gracias a su proceso pueda, proceso en el que debe ser bien informada, de riesgos, beneficios y sepa que también tendrá libertad de elección en el parto (esto lo hay ya en muchos hospitales, si la matrona está bien formada pues mejor)

        Tampoco puede olvidar la matrona (como ningún otro profesional sanitario) que la formación continua es indispensable, la formación no acaba en la universidad.

        Respecto a las posturas para parir, la que mejor lo sabe es la madre que va a hacerlo :oP el resto es sólo acompañarla…

        De nuevo gracias por participar, esto enriquece este espacio, mucho más.

    • Buenas tardes, Ana;
      Siento muchísimo que pienses así de las matronas (yo soy matrona), y no suelo contestar en foros (sólo hay que ver el tiempo que ha pasado desde que empezasteis este hasta que he escrito), pero la verdad que me he sentido muy ofendida con tus comentarios.
      En primer lugar, metes en el mismo saco a los ginecólogos y a las matronas, por favor, no lo hagas. Somos profesionales con competencias (y en la mayoría de los casos con formas de pensar) distintas.
      Aun hoy en día, los ginecólogos tienen mucho poder y suponen un freno para el avance de la opción de parto natural (he sufrido muchas burlas del tipo “a esta mujer me la pares y te dejas de tonterías de posturitas”), sin embargo, en esta lucha de las mujeres contra esa forma de pensar/trabajar estamos metidas las matronas hasta el cuello. Estamos luchando con ellas (no contra ellas) y , tal y como hacemos a la hora del parto, las acompañamos e informamos de su derechos, de sus opciones y sobre todo de lo que no deben permitir. Día a día discutimos con los compañeros (ginecólogos, aunque no los meto a todos en el mismo saco) sobre la evidencia científica y las necesidades de las mujeres en sus partos, a pesar de que un parto natural a las matronas nos supone muchísima más carga asistencial (en mi hospital, sólo hay dos matronas para 5 paritorios, monitores externos, cesáreas programadas, urgencias obstétricas y la atención de las gestantes de la planta de ginecología). Pero aun así seguimos haciendo todo lo posible por ellas, porque creemos en ello y a mi, personalmente (como a la mayoría de las matronas que conozco) me apasiona el parto natural.
      ¿Entiendes ahora como nos sienta cuando gente como tu nos mete en el mismo saco y afirma que es mejor la asistencia por una persona sin una buena formación que por nosotras?
      ¿Entiendes como nos sentimos cuando tenemos una profesión de la que de repente todo el mundo cree saber todo y sacar tajada (enfermería comunitaria, fisioterapia, ginecólogos, doulas y ¡hasta farmacéuticos en lactancia materna!)?
      Como bien ha dicho Nacho, las matronas asistimos partos en casa (el cual es un trabajo muy sacrificado, que nos tiene atentas al teléfono las 24 horas del día…¿eso lo haría alguien que no quisiera acompañar en ese momento sino solo intervenir?
      Las doulas han aprovechado muy bien la sobrecarga laboral de la matrona y el miedo de las mujeres…en cierto modo, me recuerdan un poco a los que defienden el parto intervenido, pues te regalan miedo y te venden seguridad (y a un precio considerable).
      En segundo lugar, me parece estupendo que los fisioterapéutas os hagais oir acerca de la importancia de algunos cambios en el parto (de hecho, vamos a vuestros cursos para aprender más y seguir formándonos), pero cuando hay un bebe al que escuchas por el monitor que está empezando a pasarlo mal, que la señora haga pujos en espiración para proteger su suelo pélvico, la verdad es que me importa bien poco, prefiero proteger al bebé.
      Por último, las matronas no tenemos dejadez hacia nuestras competencia, simplemente nos la quitan. Somos un colectivo muy pequeño y atacado por varios bandos…además con muchos frentes abiertos y las únicas que nos ayudan son las asociaciones de mujeres (como el parto es nuestro).

  4. Nachete, en este país existe un problema, bajo mi punto de vista bastante grave y es la falta de un trabajo Inter-multidisciplinar en muchos campos profesionales. En este caso me remito al campo de la salud, existe un profesional con formación reglada y suficiente como para desde el punto de vista de la preparación física de cualquier tipo de persona sean cual sean sus necesidades, que es el licenciado en ciencias de la actividad física y el deporte, son competencias de su actividad profesional también la promoción y la prevención de la salud, así como su actuación con grupos con necesidades especiales, como en este caso son las embarazadas. No debería existir por tanto, una lucha por ver que profesional se queda con un cliente (como muchos llaman) o paciente, la denominación es indiferente, puesto que hablamos de Personas, sino que grupo de profesionales es el más adecuado, en este caso del que hablamos, todos tendrían cabida, quien mejor que una matrona para informar a la futura madre de los cuidados del futuro bebé y todo lo que lleva consigo el pre y post parto y a su vez el periparto, quien mejor que el fisioterapeuta para informar sobre la biomecánica del parto, alteraciones estructurales transitorias que la embarazada sufre, proponer posiciones-posturas biomecánicamente favorables para que el parto sea lo menos agresivo posible para la madre y el bebe, y todo lo que implica que diversas regiones musculares se encuentren con un tono correcto (como la musculatura del suelo pélvico), para disminuir el daño tisular postparto y favorecer que se desarrolle en perfectas condiciones. Y quien mejor sino que un profesional de la actividad física, para reconocer las necesidades en lo relacionado con las capacidades físicas básicas. (fuerza, resistencia y flexibilidad sobre todo en este caso) a nivel global, importantísimas para que la embarazada no vea mermada su capacidad física a medida que el embarazo transcurre, y permitir que el día del parto su grado de adaptación y entrenamiento físico sea óptimo y disfrute todo lo que pueda de ese gran momento. En definitiva, todo buen profesional tiene cabida en cualquier proceso si es por el bien de la persona que lo necesita, las “peleas” por competencias a mi me parecen absurdas, si tu formación y tus conocimientos te permite ayudar, porqué no lo vas a hacer.
    Un saludo a todos y gracias nachete por hacer este blog.

    • Evidentemente lo mejor sería el trabajo inter-disciplinar en el que todas las profesiones trabajaran codo con codo y complementandose, potenciando así la función de cada una. Si esto consiguiera darse lo que si es cierto es que todo ese trabajo debería ser coordinado por la matrona que, al fin y al cabo, es la responsable del proceso.

      Buena aportación Manuel.

      Por cierto, ¿Te gustaría escribir un Post, sobre el Lcdo en CC de la actividad Física y el deporte, y su intervención en el campo de la Salud? Sería muy bienvenido y para que todos aprendiéramos un poco más… Ahí te lo lanzo…

      P.D: Te he unido los dos comentarios en uno para que se lea mejor tu opinión

  5. Pingback: ¿Duele ser mujer? « Blog Fisio

  6. Bueno verás, me parece que estamos confundiendo las cosas….
    Una doula no se encarga ni de atender partos, ni de decir qeu postura debe tener la mujer, ni de “HACER” nada , la labor de una doula es más simple que todo eso y a la vez mucho más complicada y es ACOMPAÑAR a la mujer de una manera amorosa, respetando lo que ELLA decida, apoyando sus decisiones y sin decidir por ella nada en absoluto.

    Como mujer te digo que es fantástico tener a tu pareja que te apoya, que te escucha, etc pero por mucho que tu pareja quiera y por mucho que tu le cuentes no puede entender lo que siente una mujer embarazada/de parto/postparto y es simplemente porque no puede sentirlo igual que una mujer, esto no es cuestión de sexismo, es la realidad. Con esto no quiero quitarle importancia al papel del padre, lo que digo es que también es importante tener un apoyo con el que tu sepas que esa persona sabe lo que le estas contando.

    El tema del parto en casa me parece algo tan simple que no entiendo porque hay gente en contra sinceramente (bajo mi punto de vista)
    Para parir en casa además de querer debes de poder (como bien has dicho), a partir de aqui, si ya ha quedado demostrado con nosecuantos estudios que un parto en casa de bajo riesgo, atendido por profesionales (matrona/ginecologo), que llevan un equipo de emergencia por el famoso “y si pasa….”, que normalmente te piden que estes como mucho a media hora de un hospital, tiene las mismas cifras de mortalidad materno/infantil que un parto hospitalario….¿Por qué hay tanta historia con este tema? ¿Por qué esa mujer que cumple todo lo anterior no puede parir tranquilamente en su casa?Esto es otro tema

    Después de toda esta parrafada lo que quería decir es que una doula no es una matrona, y que no creo que ninguna doula quiera o se atreva a hacer el papel de matrona, que tampoco le quitan el sitio al padre, que me parace que si realmente pensamos en la salud de la mujer (esto tambien implica como se siente) no habria esta clase de “problemas” o debates, y lo que me parece más importante es que no habrían mujeres que en pleno siglo 21 se sintieran humilladas, vejadas por su medic@ ya sea matrona, ginecologo, anestesista, enfermera que pasba por alli,etc. Por favor el que piense qeu exagero que pase por algun foro del tipo es parto es nuestro y lea a las mujeres y piense si eso le pasara a ellos como se sentirian.
    Me parece que una doula sobre todo empodera (me encanta esta palabra) a la mujer, y para esto la informa y una vez que ha hecho esto y la mujer informada decide, entonces la acompaña y la apoya en su camino a la maternidad y crianza.
    Y otra cosa que me parece importante decir es que es la mujer, la que contrata a la doula por lo tanto si la pide será porque la necesita, para mi con eso es suficiente.
    Perdón por todo esta parrafada, no se me da muy bien explicarme.

    • Gracias por tu participación, muy enriquecedora.

      Lo que yo pienso es que el error está en que la mujer necesite a la Doula (o a cualquiera, ya que creo que esta función de la doula la pueden realizar tanto profesionales como familiares) para “empoderarse”, ya que la necesidad de esto surge de una falta de seguridad, autoestima, conocimiento… y por tanto capacidad de decisión que son fruto de muchos aspectos (educativos, sociales, culturales..) y que creo que necesitan más de 9 meses para “corregirse”.

      No estoy en contra de las Doulas en si, pero creo que estas nacieron de la “dejadez” de las profesiones sanitarias que intervienen en el trato más biopsicosocial. Pero todo esto gracias a Dios va cambiando.

      Nos vemos,

  7. “Al Cesar lo que es del Cesar y a Dios lo que es de Dios”
    Mi nombre es Francisco Manuel Roldán García, matrona, Colegiado nº 10247 de Málaga.
    Me gustaría felicitarte por tu magnífico artículo.
    A mi modo de ver, muchas veces “nos equivocamos de enemigo”, me explicaré. Hay muchos foros desde los que se “condena” a las matronas, a los ginecólogos etc. Pues bien, creo que no se debe generalizar. Actualmente, no se admite un mal resultado en un parto. Todo ha de ser rosa o azul, pero hay muchas veces que las cosas se complican, porque desgraciadamente para morirse, solo hay que estar vivo. Tenemos cierta tendencia a “buscar un culpable”. Si todo va bien, le damos las gracias a Dios y si algo sale mal, la culpa es del asistente.
    ¿Por qué no se habla de esto en las clases de preparación al parto?
    Podríamos comenzar a formularnos algunas preguntas:
    • ¿Se está respetando en los hospitales el ratio matrona/parturienta?
    • ¿Hay dejación de funciones por parte de la matrona o dejación de obligaciones por parte de la empresa (Servicios de Salud)?
    • ¿Somos conscientes de que en los hospitales públicos, se atiende a toda la población?
    • ¿Creen que es lo mismo asistir a una mujer sana, formada y motivada, que a una politoxicómana?
    • ¿Conocen el término negligencia administrativa?
    Podríamos formularnos muchas más preguntas, resolverlas, y después de analizar los resultados, “crucificar” a quien corresponda. Mejor aún ponernos todos a trabajar y exigir a los servicios públicos de personal cualificado, en cantidad suficiente para poder atender dignamente a la población

  8. Pingback: Reflexiones sobre epidural y cerebro | Blog Fisio

  9. Pingback: Especialidades o “a veces se nos va…” | Blog Fisio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s